Visitas a este Blog

**********************************************************************************
                             Subida al Castillo de Miravet
                                    -Cabanes (Castellón)-
                                             24-11-2017
                                                   ruta  128ª



Impresionante subida al Castillo de Miravet con vistas al Mediterraneo.  (IBP=51)
              
                    Aunque en la zona hay restos históricos neolíticos. La localidad de Cabanes se fundó por los romanos junto a la Vía Augusta con el nombre de Ildum.  Más tarde, en la ''otra invasión'', la musulmana, se construyo el Castillo fortaleza militar en el alto de Miravet y a partir de 1091 es cuando hay constancia histórica de la conquista  a los moros  por parte del Cid Campeador. Pero no fue hasta 1178 cuando definitivamente se conquisto el Castillo y la comarca a los Almorávides y se consolido la conquista por parte de Jaime I.
                   El Castillo de Miravet, está como tantos otros, en estado de abandono completo y sus muros y torres de homenaje, antaño altivas, hoy se esfuerzan por no derrumbarse y mantener su dignidad permaneciendo erguidas frente a las inclemencias del tiempo y del paso de los años.
                   En los alrededores del Castillo se pueden ver múltiples ruinas de lo que fue el antiguo poblado, incluso parte de lo que fue la iglesia de San Bartolomé y de San Martín.
                   Para ver una curiosa reconstrucción del Castillo pinchar AQUI

                   Nosotros aparcamos junto a la casa de reposo Los Madroños y la fuente del Perelló, para subir constantemente por pista y mas tarde por senda, hacia el Puntarró del Gaspatxer. Desde este punto ya se divisa majestuoso el Castillo de Miravet,,, y a lo lejos el mar y Oropesa. El tramo de aproximación al castillo, tiene bastante piedra y carrasca en la senda. Pero pronto llegamos a las entradas del Castillo. Este tipo de construcciones siempre me hacen soñar con otras épocas lejanas e imaginarme como seria la vida en esos tiempos.
                 Después de tomarnos un tentenpie, en las misma puertas de acceso a este trozo de nuestra historia, empezamos la bajada hacia la carretera. Hay que estar especialmente atentos al track en esta zona, porque la senda se desdibuja con facilidad y es posible seguir una huella errónea. Continuamos por asfalto durante unos 200 metros y nos desviamos por una pista a mano derecha que pronto empieza a subir por senda ancha y pasando por masías que debieron ser importantes y por la casita
La Bonica volveremos a la parte más alta de esta zona del Desierto de Las Palmas con unas vistas impresionantes sobre las Agujas de Santa Agueda y el Peñagolosa, llegando de nuevo al coche y al final de esta bonita ruta que transcurre entre la Sierra de Oropesa y la de Les Santes.
             

         Para comer:    Bar Rte. Les Palmeres Avda.Jaume I, nº 217,  Benicasim (Castellón)
                                  Tel. 964300248      www.restaurantelesbarraques.com
                                  Menú entre semana 10€                                                                                         
                       
        Para dormir :  No aplicable
                                                                                                                                                     
                                                                                               
DATOS de la ruta:  Cobertura telefónica se pierde en zonas bajas de monte. 

Tiempo total:             3 horas, 58 minutos
Tiempo en marcha:    3 horas, 10 minutos
Altitud Máx.              329 m.s.n.m
Altitud Mín.               87 m.s.n.m
Distancia:                   8,9 Km
Desnivel+                  485 m+.(desnivel acumulado)
Dificultad:                 Moderado. (Senda bien marcada, salvo salida de castillo a carretera)


FOTOS (pinchar aquí)



1 comentario:

  1. Toni, magníficas fotos como siempre de un "black friday" que no ha supuesto ninguna rebaja a nuestra alegría, esfuerzo, aire puro, vistas y esta vez el pleno disfrute de un viejo castillo que efectivamente nos hace soñar con otras épocas.
    Sigamos haciendo camino !

    ResponderEliminar